Naming: Cómo poner nombre a una empresa

Inicio » Marketing » Naming: Cómo poner nombre a una empresa

El naming es, sin duda alguna, uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de constituir una empresa. Como poner nombre a una empresa puede otorgarle una ventaja competitiva a ésta, será fundamental conocer todos los parámetros a tener en cuenta.

Piensa que, en el último año, más de 6500 marcas fueron registradas legalmente en España. El nombre se convierte en el primer elemento identificativo, pudiendo convertirse en una ventaja competitiva o, por el contrario, pasar totalmente inadvertida para nuestro público. ¿Sabes cómo poner nombre a una empresa?

El proceso, la técnica o el arte mediante el cual una empresa crea su nombre es lo que se conoce como naming. Sin embargo, este procedimiento no consiste únicamente en elegir un nombre al azar que llame la atención de los consumidores, el naming es el corazón de la identidad, es un mensaje que condensa en su interior la personalidad y los valores de la marca, transmitiendo confianza y sugiriendo una imagen favorable en la mente de los consumidores. Es por ello que debemos conocer a la perfección como poner nombre a una empresa para convertir el naming en un valor diferencial.

Aunque a priori este proceso pueda resultar sencillo, es necesario construir la marca de forma estratégica y tener en cuenta una serie de nociones que decidirán la notoriedad o no del mismo.

 

Pasos para crear una marca fuerte

Antes de sumergirnos en la tarea de elegir un nombre, es necesario realizar un análisis previo en dos sentidos conocer en profundidad como poner nombre a una empresa:

  • Análisis de nuestra identidad. El primer paso que debemos tener en cuenta es conocer exactamente cuál es nuestra identidad para poder reflejar correctamente aquello que somos. Es decir, debemos analizar qué somos, a qué nos dedicamos, hacia dónde nos dirigimos, cuáles son nuestros valores, etc.
  • Analizar los nombres de la competencia. Si queremos diferenciarnos de nuestra competencia, es necesario saber quiénes son y qué proceso han seguido a la hora de elegir su nombre. Una vez conocido esto, debemos crear un nombre que no haya sido utilizado, que destaque sobre ellos y que sea distintivo.

Una vez analizado eso, estamos listos para crear nuestro naming. No obstante, antes, debemos tener en cuenta como poner nombre a una empresa en función de las siguientes consideraciones:

  • Que refleje la identidad de marca. Una vez conocida a fondo nuestra identidad, podremos construir un nombre que refleje y lleve intrínsecos nuestros valores e identidad de marca, para ello, debemos alejarnos de aquello que no somos y destacar aquello que nos hace únicos.
  • Tener en cuenta la lingüística. Para que sea recordado, nuestro nombre debe tener una lectura y pronunciación fácil, eso puede conseguirse a través de una composición equilibrada de vocales y consonantes fuertes. Aspecto muy importante para tener en cuenta como poner nombre a una empresa.
  • Tener en cuenta la eufonía. Nuestro naming debe tener una sonoridad agradable a nuestro oído para generar una potente capacidad de recuerdo en los consumidores.
  • Sencillez, en la mayoría de casos, menos es más, por tanto, es recomendable que nuestro nombre sea breve para facilitar su recuerdo. Se recomiendan los nombres de una sola palabra y de 2 o 3 sílabas a lo máximo.
  • Evitar nombres disruptivos. Debemos esquivar aquellos nombres que simplifiquen nuestro naming al producto que ofrecemos, ya que, de esta forma, lo que hacemos es encasillar nuestro producto en un sector o categoría y poner barreras de crecimiento a nuestra empresa.
  • Lo diferente atrae. Un nombre descriptivo o genérico nunca va a conseguir diferenciarse de su competencia, ni tampoco, uno que lo imite, por tanto, debemos tratar de evitar los nombres racionales, ya que, lo original y diferente logra crear mayor capacidad de recuerdo entre nuestros consumidores.

En este sentido, hay una serie de técnicas o formas que se suelen utilizar comúnmente a la hora de crear un naming y que debes contemplar si estás considerando cómo poner nombre a una empresa. Entre estas formas destaca: la creación de nombres de forma descriptiva, de la que ya hemos hablado anteriormente, que trata de describir los productos y servicios que ofrece de forma casi literal, fusión de dos o más palabras para unificar su significado, utilización de apellidos o combinaciones con nombres, nombres asociados a ubicaciones geográficas, creación a partir de siglas o acrónimos, onomatopeyas, etc. Sin embargo, como decimos, lo diferente es lo que realmente atrae, por tanto, trataremos de crear un nombre que sea difícil de imitar.

  • Crear historias detrás del nombre. Siguiendo con los parámetros más importantes para conocer cómo poner nombre a una empresa, contemplamos el storytelling. Consiste en crear un relato de marca agradable y coherente con los valores e identidad de la empresa, que lo respalde y lo haga notorio a la vez que genera engagement con nuestro público.
  • Evitar asociaciones negativas. Debemos analizar las asociaciones negativas que pueden producirse alrededor de nuestro naming, tanto aquí como en otros países, puesto que nunca debemos cerrarnos a un posible crecimiento internacional de la empresa, por lo que deberemos tener en cuenta las traducciones del mismo en los diferentes idiomas.
  • Comprobar que no está registrado. Aunque parezca obvio, a la hora de tener en cuenta como poner nombre a una empresa, deberemos corroborar que ninguna corporación lo tenga ya. Este paso es muy importante, ya que si nuestro nombre de marca ya está registrado no podremos hacerlo nosotros. Para ello, si queremos comprobarlo a nivel nacional, podemos hacerlo de forma gratuita a través del Localizador de patentes en España que ofrece la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). En caso de que queramos hacerlo a nivel europeo, lo podemos hacer desde el Localizador de Marcas Comunitarias que ofrece la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO).
  • Registrarlo. En el caso de que nuestro nombre de marca no esté registrado, se podrá hacer de forma online a través de la OEPM siguiendo una serie de trámites y asumiendo algunos costes. También, es recomendable registrar el nombre de dominio en Internet para tener un nombre propio. En este sentido, existen dominios gratuitos, sin embargo, esto no ayuda a generar capacidad de recuerdo ni a identificarnos de forma rápida en la red.

 

Ahora que ya sabes cómo poner nombre a una empresa, ya estamos listos para bautizar nuestra empresa. Elige el tuyo y empieza a construir marca.

Deja un comentario