El social selling es una de las principales tendencias en marketing online. Marketing y privacidad van unidos, por lo tanto buscamos expertos que nos aporten estrategias que junto a los derechos de los usuarios, formen un vínculo integrador dentro del marketing, con un contenido de calidad, aunando herramientas junto al marketing online y redes sociales, que nos aporten estrategias para construir una parte muy importante: el proceso de venta. En la actualidad, con la gran cantidad de información que tienen los posibles clientes a su disposición, el proceso de ventas se ha prolongado puesto que, se puede analizar mucho más que antes (solo había vendedores que informaban), y el comprador solo podía contar con otras personas de su confianza para decidir la compra. Ahora además de esto, tenemos herramientas para encontrar información – blogs, foros, páginas web, etc. En la actualidad las empresas pueden aprovechar esa cantidad de información que hay y poder influir en los posibles compradores. Con el social selling podemos construir una buena imagen de marca, con ayuda de plataformas sociales como Twitter, Pinterest o Facebook. Estas plataformas nos permiten conocer a los clientes potenciales, y a su vez generar en ellos un sentimiento de confianza hacia nuestra empresa. Una vez conseguido este vínculo, es cuando el cliente nos debe ver como una opción preferente. En el siguiente paso trataremos de convertir esta confianza generada en ventas reales. Si queremos alcanzar los objetivos planteados gracias al social selling, debemos crear una imagen de marca optima y asegurarnos de ofrecer las garantías que demandan los usuarios. Todo esto con una promoción de ventas en el momento oportuno es clave para ser efectivos. Este momento ha de darse cuando la marca haya obtenido posición y fuerza en dichas plataformas sociales y además tal y como ya hemos comentado, haya creado vínculos de confianza con los usuarios. Cabe resaltar que cuanta más notoriedad y fuerza posea la marca más facilidades obtendrá para conseguir ventas. Otro aspecto básico en el social selling es aprender a comunicar eficazmente el beneficio principal y diferenciador del producto o servicio. Es decir, es necesario ser capaz de trasmitir de una forma clara y sencilla la forma de resolver las necesidades de los clientes. Tenemos que tener en cuenta que el social selling requiere confianza y esta nos la tenemos que ganar si queremos generar ventas.

Empresas especializadas en Social Selling