El marketing estratégico básicamente consiste en planificar con garantías el éxito y futuro de nuestra empresa, ofreciendo respuestas a las demandas del mercado y teniendo en cuenta que este mercado cambia o evoluciona constantemente. Debe ser capaz de aprovechar esos cambios en su beneficio o mejor dicho a favor de su cliente.
Debemos ser capaces de adaptarnos y anticiparnos a los cambios del mercado con las estrategias adecuadas teniendo en cuenta que el marketing estratégico encuentra las necesidades actuales y fututas, los nuevos huecos en el mercado, identifica segmentos potenciales del mercado, valora el interés y potencial de esos mercados, diseña una estrategia que consiga los objetivos buscados, un análisis continuo del DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas, Oportunidades), y también de la competencia del mercado.
Así un buen marketing estratégico es indispensable para que la empresa pueda no solo mantenerse, sino que también pueda posicionarse en el futuro en un lugar destacado y dominante.
Hay muchas empresas que disponen de una estrategia de marketing, no obstante, la mayoría de los planes estratégicos de estas empresas no se llevan a término. Por lo tanto, la función principal del profesional de marketing es comprobar que esta estrategia de marketing sea la idónea y conduzca a la empresa al éxito, si es así el segundo paso sería ponerlo en marcha.
Por otro lado, el marketing estratégico no debe pensarse sólo como una solución a corto plazo ya que esto supondría el fracaso de la empresa. El plan estrategico debe ser diseñado para obtener y cumplir los objetivos propuestos a largo plazo.
Lambin definió el marketing estratégico en 1990 como la manera de seguir “ la evolución del mercado de referencia en identificar los diferentes productos mercados y segmentos actuales o potenciales, sobre la base de un análisis de la diversidad de las necesidades a encontrar”. Si requieres los servicios de una consultora marketing especializada en marketing estratégico, haz click en el siguiente enlace:

Empresas de marketing estratégico