Cuando hablamos de Marketing directo, hablamos de una conexión directa con el consumidor final sin incluir a intermediarios. Con ello, se busca establecer un vínculo con el cliente duradero, personal, familiar y eficaz.
Se podría decir que va muy enfocado a la venta personalizada. Ya que son relaciones directas con un cliente. Para realizar una buena estrategia comercial por parte de la marca sería totalmente necesario haber trabajado con anterioridad su base de datos. Esto ayuda mucho a la hora de realizar una buena gestión.
Algunos de los medios más utilizados para llevar a cabo este concepto son: el marketing telefónico, el marketing por correo electrónico, el marketing por catálogo, el marketing en el punto de venta físico y el marketing basado en el email.
En definitiva, un buen Marketing directo se centra en el trabajo con una base de datos potente que nos ayude a llegar los clientes potenciales de forma directa y sin destinatarios que puedan distorsionar la conversación o el proceso de compra final de un producto y/o servicio. El marketing directo dispone de herramientas potentes pero siempre y cuando se utilicen de forma correcta para llegar al cliente de forma personalizada.

Empresas de marketing directo