La metodología para el desarrollo web comprende las fases de planificación, contenido, análisis, programación, marketing, publicidad y testeo.
El análisis lo podemos desarrollar si nos preguntamos y controlamos las siguientes preguntas: ¿Qué imagen se quiere dar con el sitio web a los usuarios? ; ¿Qué servicios interactivos estarán integrados en el sitio web? ; ¿Para qué necesitamos el sitio web?; ¿Qué buscaran los usuarios en éste sitio web?; ¿Se necesita el sitio web?; ¿Cuánto tiempo se invertirá en su desarrollo?; ¿Con que recursos se cuenta para el desarrollo?; ¿Que sensaciones dará al usuario este sitio web?
En todo proyecto de marketing online, las empresas de desarrollo web tienen en cuenta la selección de objetivos, para saber de que forma tienen que desarrollar la web, y su efectividad.

Selección de usuarios: dentro de esta selección la información que se proponga servirá para establecer los criterios de lenguaje, estética y diseño de contenido entre otros.
Expectativas de usuario: al plantearse un sitio web, tenemos que conocer a quien va dirigido y que es lo que espera este público.
Expectativas de la organización: hay que saber qué resultados se pretenden obtener con la creación de la web y con ello, poder incluir aspectos más generales en relación con el público objetivo, así como los aspectos más específicos relacionados con la organización; son imprescindibles para un correcto desarrollo web.
Fase de planificación: en este proyecto también tiene una fase de planificación en la cual debemos de tener en cuenta los requerimientos técnicos y quienes serán las personas adecuadas para formar un buen equipo técnico.

Si queremos obtener un correcto desarrollo web debemos plantear una buena estructura y bien organizada, también realizaremos estudios de marketing comparativo. Por lo tanto, tendremos que disponer de una selección de software, una selección de hardware y una elección del equipo adecuado, es decir: un jefe de proyecto, productor, editor, escritor, un diseñador de base de datos, diseñador de scripts, diseñador gráfico, técnico de hardware, técnico de pruebas. A este tipo de equipo podríamos llamarle esencial, pero el proyecto y su alcance serán los que determinen lo necesario con relación al proyecto. Si no podemos contar con dicho equipo la solución más viable será contratar una empresa especializada en desarrollo web.
Con el benchmarketing podemos observar y valorar todas las páginas web que se encuentran en la red y, que sean calificadas como las mejores. Esto se hará con la finalidad de comparar y así poder diseñar una página web de alta calidad competitiva y productiva.
Para un optimo desarrollo web debemos contar también con una estructura de navegación, lineal, jerárquica, radial y de red.

Desarrollo web empresas