Imagen del artículo

Too Lovers Design

Too Lovers Design, es un estudio de branding y packaging con sede en Alicante.

Contamos con más de 16 años de experiencia en el sector, creando y diseñando junto a nuestros clientes.

El Know-How de Too Lovers Design se vuelca en proyectos integrales de Branding de productoDirección de ArteIdentidad CorporativaDiseño de envase y Soluciones Gráficas que refuerzan el éxito de un producto en el mercado.

Horas de apertura:
Lunes:
09:00 - 17:30 h
Martes:
09:00 - 17:30 h
Miércoles:
09:00 - 17:30 h
Jueves:
09:00 - 17:30 h
Viernes:
09:00 - 14:30 h

Caso de éxito: 3 elementos clave para un producto de éxito

El éxito de un producto en el mercado depende en gran medida de lo atrayente que éste sea para el consumidor y, en ello, la imagen del producto juega un papel muy importante. Too Lovers Design te propone 3 elementos claves para conseguirlo: Naming. El nombre de un producto aporta valor a la marca, evoca beneficios del producto e influye en que el consumidor se identifique con él. Es necesario llevar a cabo tests y análisis exhaustivos para encontrar el nombre adecuado. Diseño de packaging. Aunque la apariencia no lo es todo, vestir adecuadamente un producto es vital y necesario hoy día. El diseño del packaging ha de estar perfectamente alineado con la estrategia de marca y de negocio, debe diferenciarse del resto de productos competidores, transmitir los principales beneficios y atraer el interés del consumidor. Estrategia de comunicación. De poco sirve todo lo anterior si no lo gritamos al mundo. Pero no a cualquier mundo, a nuestro mundo, los consumidores dispuestos a escucharnos porque con ellos compartimos un lenguaje, una actitud, un interés. Para ello es clave identificar cómo llegar a ellos y diseñar el mensaje perfecto.

Caso de éxito: Diseño de Labeling

Les Vins Bonhomme o, lo que es lo mismo, Nathalie Bonhomme nunca deja de sorprendernos cada vez que nos llama para un nuevo proyecto: “Vamos a lanzar un gran vino al mercado y su etiqueta debe estar a la altura de los grandes Boudeaux”. Este fue el punto de partida de El Grand Bonhomme, por lo que el proceso de diseño estuvo centrado en una estética afrancesada y un estilo “Château” que permitía conservar la personalidad jovial de la marca y su carácter slow. La simulación del lacre sellado, a través de serigrafías y relieves, puso la guinda y reforzó la imagen clásica de este “grand” vino.